Declaración antifascista y antirracista

Actualizado: jun 5



El racismo duele todos los días en todos los lugares del mundo.

Como Ciudad Feminista nos sumamos al repudio absoluto de la policía fascista estadounidense que asesinó a George Floyd​ en Minneapolis, Minnesota (Estados Unidos).


Cuando hablamos de racismo no sólo nos referimos a la población afrodescendiente, sino bien a todas las personas que históricamente han sido racializadas: no podemos sólo mirar con dolor y extrañeza lo que ocurre en otro lugar de la tierra, porque hoy, aquí y ahora, en todo América latina y en Chile, el racismo es parte de lo cotidiano tanto para personas afrodescendientes como indígenas.


Hablar de racismo es también comprender cómo forma parte de todas nuestras dinámicas: está presente en nuestra sociedad, en el Estado chileno, en nuestro territorio y en nuestras prácticas cotidianas.


Lo hemos dicho muchas veces: la ciudad no es neutra. En ella se expresan y materializan diversas relaciones de poder que determinan completamente nuestro habitar urbano en todas sus dimensiones. Al tiempo que hoy vivimos la ciudad capitalista neoliberal y patriarcal, la sabemos racista y colonial.


Esto se evidencia en la discriminación a la comunidad migrante afrodescendiente (28,4% de los hogares de origen migrante han declarado que alguno de sus integrante ha sido tratado injustamente según encuesta CASEN), la precarias condiciones laborales de las personas migrantes racializadas, el difícil acceso a la vivienda y las condiciones de hacinamiento que vive la comunidad haitiana, la abundancia de esterotipos y la sexualización de mujeres y niñas afro, etc. La ciudad es mucho más hostil para quienes no caben en los patrones establecidos desde el norte del mundo.


Pero esta sociedad racista y colonial desborda a la ciudad, y es particularmente cruel con los pueblos originarios. A la brutal militarización del Wallmapu, en donde la violencia policial ha significado asesinatos a sangre fría de luchadores mapuche, se suma el no reconocimiento histórico a las comunidades afrodescendientes originarias del norte de Chile.


Sabemos que no basta con indignarnos: el antirracismo debe ser una práctica política cotidiana que esté presente en todas nuestras apuestas políticas y esferas de la vida. Creemos que es fundamental que las posturas se transformen en acciones concretas. En ese sentido, solidarizamos y apoyamos a todes les activistas y organizaciones que hoy, y todos los días, visibilizan, trabajan y luchan contra el fascismo, el racismo colonial y la violencia contra los cuerpos racializados.

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco

©2020 by Ciudad Feminista

Diseño por Estudio Animala

Logo by Nick Nelson s6.co/nicknelson